viernes, 14 de marzo de 2008

Dime como comes... y te diré quién eres!


Que interesante es comer pollo a la brasa y léase bien que puse interesante y no riquísimo, delicioso, extraordinario, etc, etc… sino "interesante".


En efecto, lo digo ya q he notado q existen muchos modos y estilos de hacerlo (sí, me he tomado la molestia de notarlo). Con ello no me refiero a si lo comes con arroz o papas, con salsas o sin ellas, sino de la particular y peculiar forma como cogemos nuestra presa (tan característico y distintivo de cada quien) y lo degustamos (en muchas casos) o devoramos (en muchos otros). Aquí les nombraré sólo tres que en mis años y en mi experiencia polleril he sabido observar y por qué no aprender y, así tenemos a:


- "Los refinados", quienes utilizan el cuchillo y tenedor muy correctamente, cortando el pollo bocado a bocado, paso a paso, tomándose todo su tiempo. No muy grande (porque así no lo hace Frieda Holler), tiene que ser la medida exacta que no permita que tu boca se abra mucho más de un centímetro. Por supuesto, sin olvidar separar el pellejo del pollo (porque es muy grasoso y engorda, ay fo, q light!). La verdad esta forma de comer no es la mía, pero a veces es bueno moderarse...

- "Los indecisos", aquí tenemos a los término medio, a aquellos que se quedaron a medio camino entre el cubierto y sus dedos, que delicadamente cogen el pollo con una mano y, armados de un tenedor en la otra, lo van cortando a pedazos procediendo luego a recomojarlos en las diferentes salsas (mayonesa, ají, ketchup, etc) antes de comérselos. Digamos q todavía saben comportarse.

- "Los cavernícolas", por último, no faltaba más, tenemos a quienes que los cubiertos les salen sobrando y, emulando a algún posible ancestro antidiluviano (quizás los dinosaurios) se arrojan intrépidamente sobre su ave prendiéndola con ambas manos. Literalmente, lo destruyen, royendo cada hueso, cartílago o pellejo del q en vida fuera un animal sin dejar siquiera un vestigio probatorio de su existencia anterior en el plato. Quien quiera averiguar que presa fue, que acuda a un forense.



En lo personal, yo practico de todo de cuando en cuando... en especial la última, pero sólo en la comodidad de mi casa, luego de hacer algún pedido, ya que aparte de mi familia o unos cuantos amigos (quienes me conocen -y aguantan XD-), no hay ninguna mirada acusadora u ojo inquisitivo atento y juzgador de mis salvajadas... Además, no es esa acaso la mejor forma de degustar nuestro pollo a la brasa?


Corolario: Sin roches nomás. Al margen de cómo comamos y nos comportemos en el acto, no dejen de disfrutar, solos o acompañados (aunq si es solo mejor, queda más! XD) de nuestra exquisita comida peruana… Enlisten dedos o tenedores y PROVECHOOOOOOOOOO!!!


17 comentarios:

RacuRock dijo...

yo practico el uno y el tres... segun la ocasion.. pero en el tres se tiene mas sabor...

tasteless dijo...

Yo practico el dos ,pero si nadie me ve creo que prefiria la #1 !

mermelada dijo...

yo soy del tipo 1 y 2, realmente eres todo un especialista porque son esos 3 tipos los q hay de comedores de pollo.

y si.. menos gente: mas comida!!!

xavierjuja dijo...

Debo admitir que soy todo un cavernícola, por eso soy todo cerdo, o todo pollo podría decir, jajaja.
Que excelente tu blog, puedes escribir un libro acerca del pollo a la brasa, genial :)

Marquinho's Way dijo...

Cada que salgo a almorzar con los muchachos de la chamba tiene que ser el 1 y hasta dejo la alita por no tener que usar las manos en público, pero cada que compro para cenar en casa alli si le saco el ancho al pollo y hago mis combinaciones de pollo con pan.

JoseRD dijo...

La verdad es que yo practico el uno.

Mi hermano, en cambio, empieza con el uno, pasa intempestivamente al dos y termina con el tres. E incluso, en algunos casos llega a tales extremos que crea un "cuatro"

Stephanie-vs-Ninfa dijo...

Me disponía a leer tu blog cuando de repente salté de mi silla ya que escuché a un pollo y pude casi sentir que me picó el pie. Que susto me has pegado con ese sonidito pío pío!! jaja

Julio Cesar dijo...

depende la ocasion , el 1 con la chica que quieres conocer, el 2 con la que ya conoces :D

Vit M.D dijo...

Bravazo el post!!

Io soy cavernícola, sin ninguna duda, jajaja.

Naaa. Depende del local tambien, jajaja.

Aki hay dos Norky's, y confieso que es el mejor pollo de Trujillo en la actualidad. Se están esmerando. Y el sitio es elgantísimo, no es rocambolesco ni exagerado. Si pone.

Saludos =)

Janbuk dijo...

Bueno... todo depende del momento y de las personas que me acompañen, aunque me encanta comer mi pollito con las manos.

Gracias por entrar a mi blog

Un beso

Janbuk

Jorge Urbano Malásquez dijo...

yo creo que uso los tres:
el primero cuando estoy con gente que no conosco y que son amigos de mis padres (por lo general)
el segundo cuando estoy frente a una chica, que vea que soy refnado y que tambien soy algo de barrio
y el tercero en mi jato y cuando estoy entre patas...
es lo maximo
un saludo

Busco Ex dijo...

por favor! yo soy el Hanibal Lecter del pollo.
con la mano mas rico.

Kim Basinger dijo...

Yo siempre lo como con la mano cuando es frito o al horno, cuando es guisado con papas lo hago con los cubiertos.

Cys dijo...

Yo sólo con cubiertos. Y cuando como KFC en KFC (porque si es en casa, uso cubiertos), voy sacando pedazos de pollo con las manos y me los como. Nunca eso de acercar la pieza completa con hueso y todo a la boca.

Jimmy dijo...

Me declaro cavernícola total, cuando estoy solo, tomo al pollo entre mis manos y lo devoro sin miramientos, el asunto es cuando comes acompañado y tienes que mostrar unos modales que ya Frida Holler envidiaría. Una vez, cuando estaba en un antiguo trabajo, recuerdo un día que no había desayunado ni comido nada en todo el día, así que cuando fui al comedor, pedí un guiso de pollo, y el cocinero, amigo mío por cierto, me sirvió una pechuga jugosa y enorme, ocupé la única mesa vacía que quedaba en el atestado comedor, me senté y cuando iba devorar con ferocidad esa pechuga que me suplicaba que lo haga, se sentó a mi lado, en mi mesa!!!!!!, una guapa secretaria por quien se me andaba cayendo la baba en ese momento, y ella muy fina comió su pollito con tenedor y cuchillo (igual que la manzana que trajo, nunca la tocó con las manos) No me dejó mayor opción que intentar comer así, objetivo que nunca logré, dejando el pollo mal comido a medias. Desde ese día ella dejó de gustarme.

Anónimo dijo...

y eso que no has probado el pollo a la brasa de Blanquita

Anónimo dijo...

quiero trabajr en rokis me han dicho hay horario sflexible3s para poder estudiar pero no tengo experiencia de mozo como ari apara entrar adentro te capaciatn